Marcha de estudiantes escuálidos trata de llegar hasta VTV Imprimir
Miércoles, 27 de Enero de 2010 02:00
rctvas1.jpgNueva acometida de la derecha venezolana e internacional contra la revolución.

 

Utilizando como excusa la suspensión de RCTV la derecha ha iniciado una nueva campaña contra la revolución venezolana. Desde ayer hasta el día de hoy se han venido desarrollando marchas de estudiantes de oposicion por todo el pais especialmente en Caracas, Mérida, Anzoátegui y otros estados, con cortes de vías y diversos enfrentamientos. 

Nueva acometida de la derecha venezolana e internacional contra la revolución

 

rctvas1.jpg

Utilizando como excusa la suspensión de RCTV la derecha ha iniciado una nueva campaña contra la revolución venezolana. Desde ayer hasta el día de hoy se han venido desarrollando marchas de estudiantes de oposicion por todo el país especialmente en Caracas, Mérida, Anzoátegui y otros estados, con cortes de vías y diversos enfrentamientos.

La violencia de estos actos de la derecha viene dada por el asesinato durante esos enfrentamientos de dos estudiantes bolivarianos en el Estado Mérida en el día de ayer, lunes, durante los enfrentamientos que tuvieron lugar. Esa misma mañana un grupo de estudiantes tuvo que ser dispersado por la guardia nacional.

En el día de hoy, martes 26, un grupo de manifestantes de estudiantes de la derecha fundamentalmente de la UCAB se dirigió a las instalaciones de VTV. La guardia nacional y un nutrido grupo de manifestantes revolucionarios están custodiando la sede de VTV.


Hace ya más de dos años tras la suspension de la licencia en abierto de RCTV, que motivó la campaña de la derecha en todo el país e internacionalmente, la cadena derechista ha venido emitiendo a través de los canales de pago por cable. Al no atenerse a lo dispuesto por la Ley de Responsabilidad Social para radio y televisión, RCTV y otras cadenas han sido suspendidas de su emisión y se las ha instado a ponerse a la orden con la ley venezolana, cosa que Chile TV --que también le fue aplicada la misma ley que a RCTV-- ha hecho el día de hoy.


Tendenciosamente tanto la prensa internacional como nacional han tratado de enviar la matriz de opinión de que RCTV queda suspendida por no emitir las cadenas presidenciales y que eso es una muestra del carácter antidemocrático del Gobierno de Chávez. El diario español El País en su edición del martes 26 de enero, titulaba su editorial "Chávez Amordaza" continuando así con su campaña mediática contra la revolución venezolana.


La agencia del imperialismo norteamericano Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) inmediatamente reaccionó condenando la suspensión a RCTV, Insulza el Presidente de la OEA "lamentó" la suspension de los seis canales. En fin, todo los mecanismos mediáticos y de presion contra la revolución venezolana se pusieron en marcha por parte del imperialismo y sus adláteres, con el fin de recrear la matriz de opinión de acoso a la libertad de expresión en Venezuela por parte del gobierno del presidente Chávez.


La verdad es bien distinta. Este viernes pasado el gobierno venezolano nombró a 24 canales por cable, canales nacionales. Esta denominación se da porque no destinan más de un 70% de emisión internacional  y esto según la ley tiene toda una serie de indicaciones. Tras varias notificaciones por parte del gobierno seis televisoras fueron suspendidas entre las que se encuentra RCTV. La negativa de RCTV vulnera las leyes venezolanas. RCTV debe respetar al igual que el resto de televisoras las leyes aprobadas en la asamblea nacional que representa a la gran mayoría de los venezolanos. ¿Por qué una empresa privada debe tener privilegios y exenciones respecto a la ley? Evidentemente, cuando no le son favorables a sus intereses, los empresarios protestan.


El cinismo de los voceros fascistas de la burguesía


Fedecámaras, ¡cómo no!, se ha sumado a esta campaña de desestabilización, mostrando su indignación por este nuevo ataque, según ellos “cercenar libertades y cercar la iniciativa privada”, y rechazaba la "continua siembra de discordia" del gobierno nacional y que había tomado "la decisión de activar todas las instancias de nuestro sector a lo largo y ancho de Venezuela, para posicionarnos ante los anuncios que se han realizado y con los cuales se pretenden cercenar libertades, así como cercar la iniciativa privada, limitando nuestras oportunidades de desarrollarnos como país". ¡Qué cinismo! Hace unas semanas el presidente de Fedecámaras, adalid de las libertades democráticas, llamaba a una solución militar a los problemas que aquejan a Venezuela  en el citado canal RCTV que durante todo este tiempo ha sido un baluarte del golpismo fascista en Venezuela. ¿En qué otro país se permitiría semejante actuación?


Así todas estas personas y medios e instituciones que apoyaron y organizaron el golpe de estado de abril de 2002  ahora vuelven a la carga contra la revolución.


2010: Lanzar una contraofensiva contra la propiedad capitalista, nacionalizando las palancas básicas de la economía venezolana


Este año es un año decisivo para la revolución, con el horizonte de las elecciones a la Asamblea Nacional las contradicciones se acumulan, los problemas económicos derivados de la caída de la renta del petróleo, la inflación, la devaluación del bolívar, los cortes de suministro eléctrico, etc., al mismo tiempo los vaivenes del gobierno que mientras habla del socialismo no lleva la revolución hasta el final y no golpea definitivamente las relaciones de producción capitalistas. Así tras la devaluación, la expropiación de la cadena Éxito para impedir la especulación se hace como respuesta al sabotaje capitalista. La propia devaluación es expresión de que el gobierno nacional no controla la economía, si no al contrario la economía lo domina a él.

Los marxistas apoyamos la expropiación de Éxito como un paso progresista. Debe ser el primer paso para la expropiación del todos los grandes mercados y cadenas que garantice como medio para luchar contra la especulación y el sabotaje y anarquía capitalistas.

 

Si esta medida se queda, como otras ocasiones, en una medida aislada, en medio de una economía capitalista y con un estado burgués, la expropiación de Éxito se transformará desafortunadamente en un fracaso. En una revolución, una clase tiene que ganar y otra que perder, no se puede estar entre dos aguas, entre una economía capitalista, expropiando empresa a empresa sin cambiar el carácter general de la economía. Esto no hace de un país socialista, si no que agrava la anarquía capitalista.

El presidente Chávez ha reivindicado el marxismo, ahora debería aplicar las ideas del marxismo. La burguesía no va a invertir y desarrollar Venezuela. No existen los empresarios socialistas: sólo bandidos que tratan de aprovecharse de la revolución. El ejemplo del prófugo Uzcátegui, presidente de Empreven, es una muestra de ello. La burguesía pequeña, mediana o grande no va a invertir en medio de una revolución cuando no lo ha hecho cuando controlaba plenamente el aparato del estado, durante la IV República. Y no lo va a hacer tras la devaluación. Si no, oigan al vocero fascista de Fedecámaras. El mayor problema que enfrenta la revolución es que el pueblo empiece a impacientarse y a caer en el desánimo o en la apatía fruto del burocratismo y de que la revolución que no llega hasta el final.


Disposicion de las masas a seguir luchando por el socialismo

La base revolucionaria, la clase trabajadora, las comunidades están a la orden para llevar a cabo las transformaciones sociales profundas que necesita Venezuela. Esto pasa por la expropiación de los capitalistas, y una economía nacionalizada y planificada democráticamente que contaría con el apoyo entusiasta de la mayoría de la población.

Desde la UNETE se debe organizar a la clase trabajadora en apoyo a estas medidas del gobierno e ir más allá en la lucha contra el capitalismo. Contra el sabotaje patronal y los intentos golpistas de la derecha la clase trabajadora debe movilizarse ocupando empresas para custiodarlas e impulsar la lucha por un programa de lucha por el socialismo por parte del movimiento de los trabajadores. Al mismo tiempo los estudiantes revolucionarios no pueden permitir que los estudiantes de la derecha se hagan con las calles: ellos son minoria y la mayoria de la juventud, que es revolucionaria, debe movilizarse en defensa de la revolución.

¡Transformemos el ataque de la derecha en un contraataque revolucionario donde la clase trabajadora organizada junto a la juventud y las comunidadedes impulsen la revolución socialista y superen el escollo del burocratismo y el reformismo que la atenazan!