banner-afiliacion
¡Apóyanos económicamente!

Cuenta Corriente de Manos Fuera de Venezuela:
0182 0975 59 0201557472 (BBVA)

logo-IR-en-mFV

logo_FFE_redondo

logo_redondo_se

cmr_banner_bueno

dvdnovolveran_web

El insólito caso de Mitsubishi PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 26 de Mayo de 2010 17:04

Artículo aparecido en el diario " El Correo del Orinoco" el sábado 22 de mayo en la columna que escribe regularmente el Dr. Rivero

"Es imperioso que la dirección nacional del partido, y el ministerio del trabajo, se pronuncien sobre este bochornoso caso, que resulta una afrenta a nuestra revolución socialista, a nuestros mártires y a la orientación marxista y revolucionaria de nuestro máximo líder. Con razón un obrero pidió a gritos, que le cambiaran el nombre a la sede de la inspectoría del trabajo, por el de “Pedro Carmona Estanga”, razón tiene".    

El insólito caso Mitsubishi

La semana pasada, todavía impregnado de máximo entusiasmo socialista por el anuncio hecho por el comandante Chávez de transferir mayor poder a los trabajadores de Guayana en el control  de las empresas básicas, asistí como invitado a una reunión convocada en la zona industrial de Barcelona, por los trabajadores de la empresa trasnacional  automotriz Mitsubishi. 

Debo confesar que mi entusiasmo revolucionario se vino al piso, en la medida que escuchaba la información que nos suministraba el líder del sindicato SINGETRAM, camarada Félix Martínez, durante la  asamblea. Lean, para que vean que es como  para que a cualquiera se le enfríe el guarapo. El sindicato, con un elevadísimo nivel de organización y prestigio, todos activos militantes del PSUV agrupados en 50 patrullas laborales,  ha ganado las últimas elecciones con  casi el 100% de los votos. El mismo, inició en 2008 un proceso conflictivo en solidaridad de clase con decenas de trabajadores tercerizados despedidos. El conflicto culminó cuando la policía de estado bolivariano de Anzoátegui, asesinó a dos trabajadores a sangre y fuego, en los portones de la fábrica.

Posteriormente se inició otro conflicto reivindicativo, “dentro del marco de la constitución y las leyes”, y la respuesta ha sido el despido masivo de 150 trabajadores, incluido el sindicato con fuero y todo, sin calificación de despido y  avalado por el ministerio del poder popular para el trabajo, cuya sede en Anzoátegui se llama “Alberto Lovera”. Las autoridades del PSUV en la región, los legisladores y demás camaradas socialistas, los acusan de saboteadores y le dan la razón a los capitalistas. qué tal. Es imperioso que la dirección nacional del partido, y el ministerio del trabajo, se pronuncien sobre este bochornoso caso, que resulta una afrenta a nuestra revolución socialista, a nuestros mártires y a la orientación marxista y revolucionaria de nuestro máximo líder. Con razón un obrero pidió a gritos, que le cambiaran el nombre a la sede de la inspectoría del trabajo, por el de “Pedro Carmona Estanga”, razón tiene.