banner-afiliacion
¡Apóyanos económicamente!

Cuenta Corriente de Manos Fuera de Venezuela:
0182 0975 59 0201557472 (BBVA)

logo-IR-en-mFV

logo_FFE_redondo

logo_redondo_se

cmr_banner_bueno

dvdnovolveran_web

[Venezuela] El Correo del Orinoco entrevista al marxista vasco Eloy Val del Olmo PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 26 de Mayo de 2010 16:45

correoorinoco.jpgEl Correo del Orinoco, uno de los periodicos del proceso con mayor difusión, público ayer lunes una entrevista de  página entera a Eloy Val del Olmo marxista vasco.

"En Venezuela hay una lucha por el socialismo. Si triunfa este país, todo será mucho más fácil"

 

Eloy Val del Olmo visitó Venezuela para entrar en contacto con diferentes grupos de trabajadores revolucionarios, organizaciones sociales y estudiantes. También mostró su libro, “Euskal Herria (país vasco) y el socialismo”, que pretende “clarificar las genuinas posiciones del marxismo revolucionario en lo referido a la cuestión vasca”.

El dirigente vasco Eloy Val del Olmo advierte sobre la campaña de desinformación.

“Lo que hace la prensa con Venezuela es un insulto a la inteligencia”.

correoorinoco.jpg


 

Para el dirigente marxista vasco Eloy Val del Olmo, la cobertura informativa que realiza la prensa internacional sobre Venezuela es, realmente, espantosa. “Es una manipulación constante y permanente, una campaña de desinformación de lo que ocurre acá. Lo que hacen con Venezuela es un insulto a la inteligencia”, aseguró, en conversación con el Correo del Orinoco. El vocero atribuyó estos ataques a la burguesía internacional y la española, “ya que odian a Venezuela por su lucha por el socialismo y a la clase trabajadora, que está representando la alternativa. Necesitan aislar la revolución venezolana, como lo hicieron con la revolución española, la rusa, la cubana”. A su juicio, los medios “necesitan echar basura a la Revolución venezolana, para que nadie comprenda su auténtico significado, que es la lucha por un mundo mejor, para que los trabajadores estén el frente de la economía. Pero entre los trabajadores hay un instinto de clase. En los sectores avanzados, las cosas están claras: en Venezuela hay una lucha por el socialismo. Si triunfa este país, todo será mucho más fácil. Por lo tanto, hay que apoyar esta revolución”. Además, añade, “si atacan tanto a Venezuela y a Chávez, algo bueno habrá”. Lo que ocurre en Venezuela “reabre el debate sobre un modelo diferente al capitalismo. Este proceso revolucionario está poniendo sobre la mesa el control obre-ro, con la propiedad colectiva de los medios de producción social y es necesario que se profundice. Si hubiese un referente en el mundo de un país socialista, sería un foco para el mundo entero. El socialismo que se está debatiendo en Venezuela es la alternativa para este sistema que nos conduce a la miseria, la degradación y a la guerra. Socialismo o barbarie. Para nosotros es la alternativa”.

 

NO HAY CRISIS TERMINAL

Val del Olmo, quien forma parte de la Corriente Marxista Internacional (Fe de errores. La referencia del original es incorrecta: Eloy es dirigente de la CMR Corriente Marxista Revolucionaria), afirmó que “la crisis económica mundial se presenta como una oportunidad de cambio profundo para pasar del reino de la barbarie a una sociedad socialista de personas inteligentes, honradas y libres”. Fue enfático al manifestar que en Europa está cayendo el mito del progreso, el bienestar y la seguridad. “Es la crisis mundial del capitalismo, cuyas fuerzas de producción, concentradas cada vez en menos manos, está sometiendo a los trabajadores a una camisa de fuerza, trayéndoles sólo pobreza, miseria y recortes”, manifestó. “El tema de la Unión Europea genera una idea global de lo que ocurre en el mundo, porque no es Europa, no es España, no es Grecia. Es la economía capitalista la que en este momento está fallando globalmente”, opinó. Las medidas tomadas por los gobiernos europeos han generado reacciones: cinco huelgas generales en Grecia, una huelga de funciona-rios en España anunciada para el 8 de junio, otra huelga en el país vasco el 25 de mayo. En España “el capital financiero ha crecido de una manera brutal, salvaje. El Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el estadounidense Barack Obama han presionado a la banca privada española, y Rodríguez Zapatero ha cedido a las presiones, planteando una serie de recortes con el fin  de intentar estabilizar la economía. Empero, después de esas medidas extraordinarias, igualmente las bolsas han seguido bajando”.

Sobre la especulación acerca de si estamos asistiendo, o no, al fin del capitalismo, Val del Olmo aseveró: “Los marxistas creemos que no hay una crisis final del capitalismo, ya que éste sobrevivió a otras crisis históricas. En la crisis de 1929 hubo un paralelismo con la situación actual”, dijo, en referencia al 24 de octubre de 1929, cuando se produjo la quiebra del mercado de valores de Nueva York que provocó un período de deflacción de diez años.  

 

VENEZUELA ES LA ESPERANZA

Al hablar de nuevo sobre Venezuela, recalcó: “He notado que los niveles de conciencia, debate y discusión son muy altos. La revolución está presente en todos los lugares: en los barrios humildes, en los obreros, en las plazas y fábricas”. Val del Olmo elogia el “tremendo coraje contra el imperialismo” de Hugo Chávez en Venezuela, un “hombre que representa a los pobres”. Igualmente, observa con ilusión el giro a la izquierda de América Latina: “El presidente Chávez está cambiando las cosas con gran trabajo para que el socialismo triunfe en Venezuela. Es un hombre honesto”, enfatiza. “Pero un hombre solo no puede cambiar las cosas. Necesita el concurso de la sociedad y el compromiso de todos. Es necesario que exista un partido revolucionario de los trabajadores. Ellos pueden hacer sugerencias, pero deben tener la capacidad última de decisión sobre los recursos, la distribución y sobre sus condiciones laborales”. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) puede jugársela de una manera extraor-dinaria, añade, “pero para ello es necesario que las ideas del marxismo cojan fuerza; sobre todo, que se lleven a la práctica. El marxismo representa no solamente la ideología sino, sobre todo, representa una coherencia entre el discurso y la práctica. Se habla de un socialismo muy radical, pero no se llega a los hechos. Eso es muy peligroso para todo el mundo”, afirmó. A fin de acentuar su idea, indicó que “todos los procesos revolucionarios tropezamos con una burocracia, que es una sombra de la vieja sociedad que se resiste a desaparecer, que se agarra de todos los viejos procesos”. No obstante, reiteró: “Estamos muy esperanzados porque este proceso salga bien. Nunca ha habido un mejor momento en la historia para que esta revolución triunfe”.  

T/ María Elena Parada F/ Héctor Rattia Caracas

Val del Olmo: "En Venezuela hay una lucha por el socialismo. Si triunfa este país, todo será mucho más fácil".

Eloy Val del Olmo visitó Venezuela para entrar en contacto con diferentes grupos de trabajadores revolucionarios, organizaciones sociales y estudiantes. También mostró su libro, “Euskal Herria (país vasco) y el socialismo”, que pretende “clarificar las genuinas posiciones del marxismo revolucionario en lo referido a la cuestión vasca”.