banner-afiliacion
¡Apóyanos económicamente!

Cuenta Corriente de Manos Fuera de Venezuela:
0182 0975 59 0201557472 (BBVA)

logo-IR-en-mFV

logo_FFE_redondo

logo_redondo_se

cmr_banner_bueno

dvdnovolveran_web

La Fundación Federico Engels en la XIX Feria Internacional del Libro de La Habana PDF Imprimir E-mail
Martes, 02 de Marzo de 2010 13:21

La revolución latinoamericana busca las ideas de León Trotsky

Un año más la Fundación Federico Engels ha participado en la Feria Internacional del libro de La Habana (Cuba), celebrada entre el 11 y el 21 de febrero. La Feria es un acontecimiento político-cultural de primer orden en Cuba. Decenas de miles de personas pasean por los muros del complejo histórico del Morro-La Cabaña –antigua fortaleza colonial española, antiguo símbolo de la opresión imperialista- para conocer lo último de la literatura cubana e internacional. Pero no sólo es un espacio de cultura, novela y poesía, sino también un punto de encuentro de revolucionarios de los cinco continentes. En ese sentido, el stand de la Fundación Federico Engels se ha convertido en una referencia para todo el que busca los textos clásicos del marxismo así como los análisis actuales de los procesos revolucionarios en marcha y los acontecimientos que se están dando en todo el mundo.

 

La revolución latinoamericana busca las ideas de León Trotsky

Un año más la Fundación Federico Engels ha participado en la Feria Internacional del libro de La Habana (Cuba), celebrada entre el 11 y el 21 de febrero. La Feria es un acontecimiento político-cultural de primer orden en Cuba. Decenas de miles de personas pasean por los muros del complejo histórico del Morro-La Cabaña –antigua fortaleza colonial española, antiguo símbolo de la opresión imperialista- para conocer lo último de la literatura cubana e internacional. Pero no sólo es un espacio de cultura, novela y poesía, sino también un punto de encuentro de revolucionarios de los cinco continentes. En ese sentido, el stand de la Fundación Federico Engels se ha convertido en una referencia para todo el que busca los textos clásicos del marxismo así como los análisis actuales de los procesos revolucionarios en marcha y los acontecimientos que se están dando en todo el mundo.

 Este año también fue así y por nuestro stand pasaron revolucionarios venezolanos, bolivianos, chilenos, colombianos, brasileños, centroamericanos, chinos, timorenses, italianos, alemanes… y, por supuesto, cubanos. Un ejemplo de esta repercusión fue la entrevista que la radio cubana hizo a un representante de la Fundación así como las imágenes que se emitieron por la televisión del stand y los libros que allí vendíamos.

 Entre el público de nuestro stand había un enorme interés por debatir los temas más candentes de la lucha de clases en el mundo. Por un lado las causas y efectos de la crisis económica mundial del capitalismo; cómo está afectando a la clase obrera norteamericana y europea y al desarrollo de la conciencia revolucionaria. En ese sentido, la novedad de la Fundación Federico Engels: Pirómanos apagando un fuego, de Juan Ignacio Ramos iba al centro de la cuestión.. Y, por supuesto, los grandes retos que tiene por delante la revolución continental en América Latina. Los acontecimientos más recientes como la instalación de las bases norteamericanas en Colombia, el golpe de estado en Honduras o la derrota electoral de la izquierda en Chile y los límites del reformismo fueron discutidos con profundidad. Causó una gran sensación la nueva revista Marxismo Hoy, monográfica de la Revolución Sandinista, de William Sanabria.

 Muchos de los debates que se están dando ahora entre los revolucionarios latinoamericanos se concentran en la experiencia nicaragüense: ¿Es posible conciliar los objetivos socialistas de la revolución con una economía mixta que mantiene sectores fundamentales de la economía en manos burguesas? ¿Existe, por tanto una burguesía progresista dispuesta a invertir y desarrollar las fuerzas productivas en América Latina? Los casos nicaragüenses, como en el Chile de Allende y muchos otros procesos revolucionarios demuestran que mientras la revolución no se culmina expropiando a los burgueses y al imperialismo, ésta puede ser derrotada.

 Detrás de estos debates se encuentra la búsqueda de las ideas de la Revolución Permanente de Trotsky por parte de sectores cada vez más amplios de la juventud, la intelectualidad y la clase obrera revolucionaria. Los tres aspectos fundamentales del pensamiento de León Trotsky condensan los grandes retos de la Revolución en América Latina. Por un lado la inevitable vinculación de cualquier lucha por garantizar las condiciones de vida de las masas a la lucha por el socialismo (como hizo el presidente Chávez en Venezuela cuando comprendió que no existía un capitalismo de rostro humano); por otro lado la necesaria extensión de la revolución por encima de las fronteras nacionales, precisamente por el carácter mundial del capitalismo, hacia una Federación Socialista; y el papel crucial de la clase obrera en estos procesos, a través del control obrero, su papel dirigente en la revolución y la necesidad de un Estado obrero. No es casualidad que los principales textos de Trotsky editados por la Fundación se hayan agotado en esta edición de la Feria: Todos los ejemplares de La Revolución Traicionada –donde Trotsky analiza las causas de la degeneración burocrática de la URSS estalinista-, la Revolución Permanente o la Historia de la Revolución Rusa se vendieron  cuando aun restaban varios días para que concluyera la Feria.

 Esta búsqueda de las ideas de Trotsky está presente en toda la sociedad cubana. Por ejemplo, el celebre novelista cubano Leonardo Padura ha escrito El hombre que amaba los perros, novela sobre Ramón Mercader, el asesino de Trotsky, durante su presencia en Cuba, donde se denuncia las maniobras del estalinismo para asesinar al revolucionario ruso.

 Aprovechando la presencia en la Feria, representantes de la Fundación pudieron participar en diversos actos políticos que se desarrollan en el Morro-La Cabaña. Por ejemplo en el debate sobre el racismo, donde participaba como ponente el destacado intelectual cubano Fernando Martínez Heredia, o en la presentación del libro póstumo de la revolucionaria Celia Hart, Les debo verles libre, que recoge la correspondencia entre Celia y los Cinco Héroes de Miami y donde se hacen varias menciones al trabajo desarrollado por la Fundación Federico Engels. Celia Hart siempre apoyó con gran entusiasmo el trabajo de la FFE en la Feria de La Habana y particularmente la labor de divulgación de los textos de León Trotsky .

 Por último, los compañeros de la Fundación Federico Engels, los venezolanos José Antonio Hernández, del PSUV, Mathyerlina Aranguren, de la Juventud del PSUV y Juanjo López, exsecretario general del Sindicato de Estudiantes del Estado español, actuaron como ponentes en un debate organizado por la Federación de Estudiantes Universitarios en la residencia estudiantil de MicroX. Mientras que Juanjo intervino sobre la crisis mundial del capitalismo y las lecciones de la Revolución rusa, Mathyerlina y José Antonio pudieron desarrollar la situación actual en Venezuela con las elecciones a la Asamblea Nacional en el calendario.

 Queremos por último agradecer a la dirección de la Feria Internacional del libro de La Habana por seguir contando un año más con nosotros. También queremos felicitar a todos los trabajadores y técnicos que hicieron posible la celebración de la Feria y que la Fundación pudiera contar con un magnifico stand.

 

 

 

 

 

 

 

 

José Antonio Hernández, del PSUV, Mathyerlina Aranguren, de la Juventud del PSUV y Juanjo López, exsecretario general del Sindicato de Estudiantes del Estado español, actuaron como ponentes en un debate organizado por la Federación de Estudiantes Universitarios en la residencia estudiantil de MicroX.

 


José Antonio Hernández, del PSUV, Mathyerlina Aranguren, de la Juventud del PSUV y Juanjo López, exsecretario general del Sindicato de Estudiantes del Estado español, actuaron como ponentes en un debate organizado por la Federación de Estudiantes Universitarios en la residencia estudiantil de MicroX.