banner-afiliacion
¡Apóyanos económicamente!

Cuenta Corriente de Manos Fuera de Venezuela:
0182 0975 59 0201557472 (BBVA)

logo-IR-en-mFV

logo_FFE_redondo

logo_redondo_se

cmr_banner_bueno

dvdnovolveran_web

La Quinta Internacional: Un reto y una oportunidad para los revolucionarios PDF Imprimir E-mail
Lunes, 28 de Diciembre de 2009 02:00

El presidente Chávez durante el Encuentro de Partidos de Izquierdas celebrado en Caracas, hizo un llamado a formar la V Internacional Socialista como herramienta para luchar por la abolición del capitalismo. "La Quinta internacional debe ponerse a la altura del clamor de los pueblos y convertirse en un instrumento de unificación para salvar este planeta en medio de la crisis mundial del capitalismo" señaló Chávez.

El presidente Chávez durante el Encuentro de Partidos de Izquierdas celebrado en Caracas, hizo un llamado a formar la V Internacional Socialista como herramienta para luchar por la abolición del capitalismo. "La Quinta internacional debe ponerse a la altura del clamor de los pueblos y convertirse en un instrumento de unificación para salvar este planeta en medio de la crisis mundial del capitalismo" señaló Chávez.

marearoja5.jpgLos marxistas de la CMR saludamos este llamado y nos ponemos en primera línea de batalla para hacerlo realidad. La necesidad de una organización internacional unificada de los jóvenes y trabajadores para acabar con la explotación capitalista y construir el socialismo es una idea que siempre hemos defendido. Al igual que la decadencia y crisis del sistema capitalista es global la respuesta de los oprimidos contra las distintas manifestaciones de ésta: crisis económica, desempleo, pobreza, guerras, amenaza de destrucción del planeta,...sólo puede ser internacional, anteponiendo los intereses generales de la clase obrera y la revolución socialista mundial a todo intento de separarnos en líneas nacionales, fomentar prejuicios chovinistas, racistas, etc. El llamado de Chávez representa una nueva oportunidad para construir la unidad de la clase obrera mundial y el resto de las capas oprimidas de la sociedad, especialmente en esta época donde el capitalismo esta atravesando una profunda crisis de sobreproducción.  

 

La lucha contra el reformismo, primera tarea de la V Internacional

Un principio de la dialéctica es que "nada surge de la nada", por ello la Quinta Internacional que se propone debe basarse sobre la experiencia de las cuatro internacionales anteriores, comprendiendo tanto los aciertos de estas como analizando las causas de la ruptura de cada una de ellas. En próximos materiales analizaremos la historia de las cuatro internacionales pero debemos analizar, por ejemplo, como se fueron separando los lideres de la II internacional con respecto a las condiciones materiales de vida de los trabajadores y las masas, y el proceso de burocratización de estos partidos cristalizando en el reformismo. Este no es otra cosa que el intento de teorizar los intereses de la burocracia para no luchar contra el capitalismo, por el contrario acomodarse al mismo planteando la posibilidad de que el capitalismo pueda ser transformado de forma gradual y no mediante la expropiación de los capitalistas y la destrucción del estado burgués para construir un estado revolucionario como planteaban los fundadores del socialismo científico internacional, Marx y Engels.

Hoy en los partidos de izquierda de todo el mundo siguen existiendo sectores que -como los reformistas de hace 100 años- plantean que es posible una evolución gradual de la economía hacia un sistema más justo si necesidad de expropiar a la burguesía, que mediante tímidas reformas es posible humanizar el actual sistema, o que es posible hacer coexistir y convivir durante décadas elementos de capitalismo y socialismo en una llamada economía mixta, lo que en la práctica significa dejar con vida el capitalismo y permitirle sabotear y finalmente derrotar la revolución.

Frente a estos sectores, la inmensa mayoría de los jóvenes y trabajadores que votan y militan en los partidos de izquierda aspiran a un auténtico programa, ideas y métodos socialistas, revolucionarios, que sirvan para resolver los problemas de la humanidad.

Entre estos millares de jóvenes y trabajadores el llamado del Presidente Chávez ha despertado ilusión y esperanza. Por contra, en muchos de esos dirigentes reformistas socialdemócratas -o que incluso diciéndose socialistas y comunistas han aceptado el capitalismo como único sistema posible- el llamado de Chávez a la V Internacional ha despertado reticencia e inquietud. No es casualidad. Estos sectores reformistas temen que, al igual que ocurrió en los últimos años de degeneración de la II Internacional y formación de la III, el nacimiento de una nueva Internacional, en el contexto de la mayor crisis del capitalismo desde los años 30 y vinculada además a una revolución en marcha como la venezolana, pueda despertar enormes expectativas entre los militantes y activistas de izquierda y animar la lucha por un programa y métodos genuinamente socialistas.  

 

Para qué debe servir una Internacional

Esta fue la experiencia de la III Internacional Comunista nacida de la victoria de la Revolución Socialista de Octubre de 917 en Rusia, Lenin afirmo que la mayor conquista de la Revolución Rusa había sido justamente la III Internacional, que aquella revolución era solo un eslabón de la Revolución Socialista Mundial, como de hecho lo es hoy la Revolución Bolivariana. En aquel momento el punto de referencia era la URSS fruto de del impacto en la vanguardia internacional, hoy la revolución que vive Venezuela se ha convertido en un punto de referencia para millones y millones en todo el mundo. Debemos conocer la historia de la III Internacional antes de la degeneración burocrática estalinista, es decir de los cuatro primeros congresos que fueron dirigidos por Lenin y Trotsky, para sacar lecciones acerca de cómo construir la V internacional

Un ejemplo para lo que debe y como debiera funcionar una internacional lo tenemos en aquellos acontecimientos después de que lo obreros y los oprimidos tomaron el cielo por asalto. 21 ejércitos extranjeros atacaron a la revolución rusa. Todos los recursos y artillería que sobraron de la primera guerra mundial las lanzaron en bloque contra la revolución soviética. Dijo León Trotsky en una oportunidad que 90% de la guerra se gana con las ideas, programa, métodos y tradiciones, y el 10% restante a través de tácticas militares. ¿Cómo explicar el triunfo de la Revolución Rusa ante semejantes adversarios con semejantes recursos a su disposición? Fue la política internacionalista proletaria lo que salvo a la revolución rusa más que las armas. Los bolcheviques se dirigieron a la clase obrera de todos los países para que defendieran la revolución rusa de todos estos ataques. Ligando el proceso revolucionario ruso a las necesidades del conjunto de los trabajadores mundialmente como un todo. Esto genero un movimiento de los trabajadores en varios países que obligo a las burguesías a detener sus ataques, como fue el caso del movimiento obrero británico, los soldados alemanes eran influenciados por la propaganda bolcheviques, etc. Sin esto la revolución rusa hubiera sido estrangulada.  

 

Por un programa y métodos marxistas para la V Internacional

Hoy, como cuando nació la III Internacional en lucha contra la degeneración reformista de la II, existe un debate en el seno del propio movimiento bolivariano y de todas las organizaciones de izquierda a nivel internacional. Los revolucionarios tenemos que enfrentar el mismo debate que tuvieron que abordar Lenin y Trotsky tanto contra los reformistas como contra algunas tendencias sectarias y ultraizquierdistas. Es urgente oponer a los métodos burocráticos y el programa reformista, dentro de las organizaciones de masas de la clase obrera (sindicatos, partidos de izquierda), la defensa irrenunciable de un genuino programa socialista que plantee la expropiación de la banca, los monopolios capitalistas y la tierra para ponerlos bajo control obrero y planificar democráticamente la economía y al mismo tiempo defienda la necesidad de destruir el estado burgués construyendo la democracia obrera: un estado revolucionario basado en Consejos de Trabajadores, Vecinos, etc elegibles y revocables en todo momento y en el cual todos los cargos públicos sean revocables y no cobren más que un trabajador cualificado.

En Venezuela, al mismo tiempo que impulsamos el desarrollo de una organización revolucionaria internacional, debemos culminar cuanto antes la revolución llevando el programa antes explicado a la práctica cuanto antes para empezar a solucionar los problemas acuciantes de las masas. Y más con la ola revolucionaria que atraviesa toda America Latina. Debemos hacer un llamado a todos los trabajadores de Latinoamérica y el Caribe a seguir el camino de sus hermanos de clase venezolanos, y que luchen por derribar a sus gobiernos burgueses que los explotan y los oprimen, para así unificar estas extraordinarias tierras en una Federación de Republicas Socialistas Latinoamericana y del Caribe. Esto seria materializar aquello que Bolívar y nuestros antecesores no pudieron culminar la unidad de todos los pueblos de Latinoamérica y el Caribe.

Esta federación americana sólo puede lograrse transformando los medios de producción y poniendo todas las herramientas de la sociedad en manos del pueblo, es decir con el socialismo, y debe ser solamente el primer paso hacia una Federación Socialista Mundial que unifique a todos obreros y oprimidos del mundo sin importar el color, raza o lengua bajo una sola bandera ¡El Socialismo será Internacional o no será!

Los marxistas estaremos en la primera línea de batalla para construir las fuerzas de la V Internacional, luchando en su seno por un programa y métodos que sirvan para expropiar a la burguesía y hacer realidad el socialismo en Venezuela y a escala mundial.

 

22 de diciembre 2009