banner-afiliacion
¡Apóyanos económicamente!

Cuenta Corriente de Manos Fuera de Venezuela:
0182 0975 59 0201557472 (BBVA)

logo-IR-en-mFV

logo_FFE_redondo

logo_redondo_se

cmr_banner_bueno

dvdnovolveran_web

La solidaridad da un paso adelante en la segunda conferencia de Manos Fuera de Venezuela PDF Imprimir E-mail
Escrito por Maarten Vanheuverswyn   
Jueves, 09 de Noviembre de 2006 02:00
El sábado 4 de noviembre más de doscientas personas se reunieron en la segunda conferencia nacional de Manos Fuera de Venezuela en Gran Bretaña. Se eligió un nuevo comité de dirección se aprobaron resoluciones en defensa de la Revolución Bolivariana ante las próximas elecciones presidenciales, en solidaridad con la lucha del pueblo de Oaxaca, sobre el desafío a la dirección laborista por parte de John MacDonnell y sobre la necesidad de un trabajo conjunto con otras campañas de solidaridad latinoamericanas.

Rob Sewell, miembro del Comité de Dirección nacional, abrió la conferencia diciendo que esta era una ocasión histórica para la campaña Manos Fuera de Venezuela. Un año después de la primera conferencia, la campaña ha hecho un avance significativo en Gran Bretaña y ha establecido más apoyo entre los estudiantes y sindicatos. Esta conferencia fue importante porque tuvo lugar una semana antes que otra conferencia, la primera conferencia de Manos Fuera de Venezuela en Caracas, como una forma de desarrollar la campaña dentro de la misma Venezuela. El otro vínculo obvio con Venezuela que se mencionó en varias ocasiones durante la conferencia, fueron las próximas elecciones presidenciales, que son cruciales para el desarrollo de la Revolución Bolivariana. Rob mencionó las palabras de Chávez de que él haría la revolución “irreversible” después de las elecciones, que por supuesto concuerda con el debate sobre el socialismo que continúa aún sin disminuir.
El punto culminante de las actividades de este año fue por supuesto la visita de Hugo Chávez a Londres (aparte del exitoso mitin en Viena), que permitió a Manos Fuera de Venezuela movilizar sus fuerzas. Rob recordó cómo Chávez creó un poco de controversia TUD en la reunión con el TUC, cuando comenzó hablando del desarrollo del socialismo utópico al socialismo científico de Marx y Engels.


Conferencia Manos Fuera de Venezuela LondresRob dijo que estaba claro que la Revolución Bolivariana tiene gran relevancia para los trabajadores británicos y que también puede servir de gran inspiración y dirigir la conciencia sobre que es posible un cambio de sociedad. Sin embargo, la campaña Manos Fuera de Venezuela no es sólo un “sentimiento de lamento” por el pueblo venezolano, que durante los últimos años ha sufrido incontables ataques contra su presidente y contra el conjunto de la revolución, sino que se trata de construir una solidaridad concreta con la revolución partiendo de que también es “nuestra” revolución.


Desgraciadamente, Ruth Winters, Secretaria General de la FBU, presentó sus disculpas por enfermedad, y Tony Kearns, Vicesecretario General del CWU, en el último momento no pudo asistir. Jeremy Dear, secretario general sindicato periodistasEl primer orador fue otro secretario general de sindicato, Jeremy Dear, del Sindicato Nacional de Periodistas. Jeremy habló principalmente sobre su viaje a Venezuela como parte de la delegación oficial del TUC. Describió sus experiencias en el congreso de la UNT y después reflejó los paralelismos entre Nicaragua hace 25 años y la Venezuela de hoy, con ambos países compartiendo “la amenaza de un buen ejemplo”.


“Nadie cree que Venezuela se haya convertido en un paraíso. Pero no debemos creer que este es un régimen impopular”. Jeremy enumeró toda una serie de conquistas de la Revolución Bolivariana pero añadió que es mucho más que las estadísticas, es el pueblo. “Estamos hablando de cambios que podemos ver en la realidad”, añadió además que, “como proporcionar operaciones gratuitas de ojos y programas de alimentación establecidos con la Misión Mercal”. Como otro de los oradores posteriormente, Jeremy Dear acabó su contribución con una referencia a las próximas elecciones venezolanas y dejó claro que esta era una lucha entre revolución y contrarrevolución.


Diane RabyLa siguiente oradora fue Diane Raby del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Liverpool. Describió los acontecimientos revolucionarios en Venezuela como de importancia mundial. Por primera vez desde el colapso de la Unión Soviética y la subsiguiente crisis de la izquierda internacionalmente, dijo que la revolución venezolana ha supuesto un buen ejemplo (o malo, si estás al otro lado de las barricadas). Ahora se ha demostrado de nuevo que es posible que la izquierda llegue al poder. En el pasado, los movimientos guerrilleros fueron aplastados, pero ahora Venezuela ha demostrado que es posible llegar al poder de una manera democrática. Esto, sin embargo, también significa el “poder del pueblo” y no sólo palabras vacías, significa la transformación de las instituciones tradicionales. No es sólo una cuestión de conseguir un cambio en el parlamento sino de organizar en las calles, los medios de comunicación, el ejército, que es posible la transformación. Diana dijo que la revolución ha sido pacífica, aunque no completamente, haciendo referencia a los acontecimientos sangrientos del Caracazo en 1989, donde las fuerzas armadas reaccionarias asesinaron a miles de personas. Finalmente, Diana criticó a aquellos en la izquierda que no comprendieron lo que estaba ocurriendo y negaron que se estuviera produciendo una revolución porque no seguía un patrón fijo. Dio el ejemplo de Fidel Castro, que inicialmente no quería establecer el socialismo y sólo se movió en esa dirección tras un período de tiempo y empujado por los acontecimientos.


El último orador de la mañana fue Alan Woods, editor de la web Marxist.com y uno de los fundadores de Manos Fuera de Venezuela. Alan recordó el discurso de Chávez en las Naciones Unidas e hizo un chiste sobre que algo muy extraño había ocurrido en la ONU. ¡Un hombre que realmente se pone en pie y dice la verdad! “Este organismo es inútil, está dominado por el imperialismo y no puede ser Alan Woodsreformada”. El discurso radical de Chávez provocó mucha controversia, esto sólo indicaba una cosa: la campaña constante de odio dirigida contra él en realidad es miedo a los efectos revolucionarios que está teniendo en América Latina. Como Diane Raby, Alan se remontó a 1989 para denunciar la hipocresía del imperialismo. Durante el Caracazo más de dos mil personas fueron asesinadas después del drástico aumento de los precios, nadie internacionalmente dijo una palabra sobre esto. ¿Dónde estaban en aquel momento los llamamientos por un “cambio de régimen”?


Alan, hablando como marxista, dijo que al ocuparnos de la revolución venezolana, tenemos que partir de la realidad y no de un esquema preconcebido. Sin embargo, hay un gran pero: la revolución no se ha completado y el poder de la oligarquía no se ha roto. Aquí, dijo Alan, diferimos del alcalde de Londres Ken Livingston. La campaña Manos Fuera de Venezuela es más que un animador de lo que está ocurriendo en Venezuela y eso además sería un gran error. El destino de la revolución está en la balanza, como decía el propio Chávez cuando habló en varias ocasiones sobre el “enemigo interno”. Esto llevó a Alan a tratar la cuestión de la transformación del estado. “Es imposible realmente efectuar el cambio mientras se mantenga el viejo aparato del estado. Hay que afrontar el problema de la burocracia, los medios de comunicación y el estado. Las últimas neolenguas de los medios de comunicación ya no le califican de dictador, sino que describen a Chávez como un ‘autócrata electoral’”. Finalmente, trató el tema de las próximas elecciones, Alan hizo una profunda advertencia. “La oposición no tiene credenciales democráticas y como antes recurrirá a medios extraparlamentarios. Nosotros somos demócratas pero también realistas: las cuestiones fundamentales en la historia nunca se han resuelto en el parlamento. No hay ninguna razón para que la oposición no recurra de nuevo a cualquier tipo de truco”. Por lo tanto, concluyó Alan, la única forma de resolver esta disputa es que la Revolución Bolivariana se convierta en una revolución socialista. Y la mejor forma de ayudar en esta luchar es luchar por el socialismo en Gran Bretaña.


Después se abrió un turno para que los presentes pudieran expresar sus ideas. Hubo muchas contribuciones desde la sala tratando distintos aspectos de la revolución venezolana, como la amenaza de la contrarrevolución, la necesidad de la solidaridad, la revolución permanente, etc., Unos cuantos oradores hicieron referencias a los recientes acontecimientos en Oaxaca, y Andy Higginbottom de la Campaña de Solidaridad con Colombia hizo un tributo a la heroica lucha de los trabajadores de Coca Cola. Insistió en que las multinacionales británicas jugaron un papel clave en el saqueo de América Latina. Este mismo punto fue destacado por el representante de la Campaña de Solidaridad con Bolivia.


Jeremy Corbyn, diputado laboristaJeremy Corbyn confirmó que la tarea principal aquí en realidad es construir el socialismo en Gran Bretaña, pero como parlamentario añadió que el lugar más difícil para hacerlo es en la Cámara de los Comunes. Corbyn se centró principalmente en los recientes acontecimientos en México, en Oaxaca en particular. Incluso aunque la mayoría de los medios de comunicación ignoraron totalmente la cuestión, dijo que la escala del fraude fue clara. El parlamentario laborista dijo que era muy emocionante ver la magnitud de las manifestaciones de protesta, en las que también él participó. Esto, dijo, indica que las elecciones eran sólo una parte de la historia. Al final de su discurso denunció el hecho de que el Congreso de EEUU pueda aprobar aparentemente fondos para financiar a los partidos de oposición en Venezuela con argumentos como: “¡somos una democracia así que podemos destruir la democracia de todos los demás!”


Después del descanso para comer, que fue preparado por un dedicado equipo de catering de MFV, se proyectó un video de 10 minutos que fue realizado por algunos miembros igualmente dedicados de MFV que tienen habilidades en la edición profesional de videos. El resultado fue un buen video que muestra una buena visión de conjunto de las actividades de MFV durante el último año. El video, que también presenta a representantes de MFV de todo el mundo, estará pronto disponible en Internet.


Jorge MartínLa tarde se dedicó principalmente a la presentación de varias resoluciones políticas. Jorge Martín, Secretario Internacional de la campaña, presentó una resolución sobre las elecciones de diciembre. Caracterizó a Rosales, el candidato alrededor del cual se aglutina la oposición, como una expresión de la debilidad de la oposición. Jorge trató de los giros y maniobras de una oposición aún más desesperada que no puede encontrar un apoyo de masas. Como mencionaron otros oradores en varias ocasiones, el plan de la oposición probablemente sea retirarse de las elecciones y extender todo tipo de rumores sobre “fraude”, algo que ya están haciendo ahora. Esta resolución consiguió una gran mayoría y una enmienda que se presentó en el último momento fue derrotada. Jorge también presentó una resolución de urgencia sobre México, que también fue enmendada, pero en esta ocasión la enmienda se añadió a la resolución.


La segunda resolución fue presentada por Charley Allan, miembro del Comité de Dirección Nacional, y trataba sobre la solidaridad con América Latina. La idea de esta moción es que otros países del continente necesitaban tanta solidaridad como Venezuela. En realidad, fue el propio Chávez quien dijo a Jeremy Dear que Bolivia necesitaba más ayuda que Venezuela. Manos Fuera de Venezuela durante años ha hecho campaña sobre muchos temas y en cierto sentido esta resolución era una formalización de lo que ya era una práctica común. Esta resolución también fue aprobada y se puede leer aquí.


La tercera resolución fue presentada por Pam Woods, miembro del UNISON, y suponía un apoyo oficial a la campaña de John McDoneel y apoyar al parlamentario del ala de izquierdas laborista en su desafío a la dirección del laborismo. Esta moción provocó un apasionante debate con aquellos que no querían ver la campaña implicada en estas cuestiones políticas. Iain Bruce de MFV de Brighton, argumentó que la campaña debería ser tan amplia como fuera posible sin excluir a nadie que no estuviera de acuerdo con el desafío de John a la dirección. Esta idea contó con la oposición de varios oradores de la sala que dijeron que necesitábamos ser prácticos en nuestro apoyo a la revolución venezolana. Por supuesto, la campaña debería ser amplia pero al mismo tiempo es un hecho simple que John McDonnel es un miembro dirigente de la campaña, siempre ha defendido la revolución venezolana y ha sido de gran ayuda para la campaña. Al final la resolución se aprobó por mayoría. Se eligió un nuevo Comité de Dirección y se aceptaron los nombres que habían sido designados.


Ronny PanteDespués de un breve informa de finanzas tocó el turno de que Ronny Pante se dirigiera a la conferencia. Este dirigente estudiantil de Bolívar dijo que era un día especial para él porque podía ver cómo gente de Gran Bretaña está dispuesta a defender lo que está ocurriendo en Venezuela. Dijo que las intervenciones de la sala reflejaban fielmente los acontecimientos en Venezuela. Ronny insistió principalmente en la necesidad de avanzar en la revolución y llevar hasta el final la lucha contra el capitalismo. En su país hay un debate amplio sobre esta cuestión, que ha surgido naturalmente como resultado de las necesidades concretas de la revolución. Señaló el papel de Chávez que en esto ha sido importante pero sobre todo que la idea del socialismo sea discutida por todo el pueblo venezolano. “La lucha del pueblo venezolano es la lucha de todos los pueblos del mundo”.


Francisco RiveroEl segundo orador fue otro revolucionario de Venezuela, Francisco Rivera, el Director Nacional de Ideología de los Movimientos por la Democracia Directa. También dijo que estaba impresionado por la conferencia y era consciente de que hubiera tantas personas tan bien informadas. Francisco hizo un chiste sobre que él había anotado una lista de cosas que tenía que decir pero que poco a poco fue tachándolos porque todos los puntos ya se habían señalado. Por eso centró su contribución en su experiencia directa en la revolución, en el control overo. Él ha estado participando en la creación de Frente Revolucionario de Fábricas Ocupadas (Freteco) y describió hasta cierto punto los avances que se han hecho a este respecto. Resulta interesante que se refiriera a las expectativas que muchas personas en Venezuela tienen para después de las elecciones, la revolución venezolana entrará en una nueva fase, una fase socialista. “Si todavía no se han tomado los medios de producción no es por situación objetiva, sino por la ausencia de una dirección revolucionaria”. En esto hizo referencia a la impotencia de la UNT para aplicar la consigna de Chávez de ocupar las fábricas improductivas: “fábrica cerrada, fábrica ocupada”.


John McDonnell, diputado laborista, presidente MFVEl último orador fue John McDonnell, que acababa de recibir la noticia de que MFV había votado apoyar oficialmente su campaña. John se disculpó por llegar tarde debido a que tenía varias reuniones relacionadas con su campaña. Sin embargo, jocosamente añadió que este retrasado también estaba provocado por la mala infraestructura del sistema de transporte público, que lo utilizó para ilustrar la necesidad del socialismo también en Gran Bretaña. John parecía molesto por el muro de silencio que hay en los medios de comunicación sobre su campaña. Expresó la pura arrogancia de The Guardian cuando el sábado condenó la candidatura de John a la dirección laborista, como si no se le tomara en serio. “Somos personas serias que estamos haciendo campañas por cosas serias. Y una de éstas es Venezuela”. Finalmente dijo que había que quitarse los guantes y que era necesario un gobierno laborista que apoyara abiertamente la revolución bolivariana.


John agradeció a las personas que lanzaron Manos Fuera de Venezuela y dijo que fueron los primeros en reconocer la cuestión de Venezuela. Criticó el hecho de que como es habitual el ala de derechas intentara dividir el movimiento de solidaridad, con la creación de campañas rivales que se niegan a colaborar. Dijo que Manos Fuera de Venezuela siempre ha tenido una postura no sectaria y da la bienvenida a todos los que están dispuestos a defender activamente la revolución. “No nos meteremos en batallas sectarias” dijo. Explicó el tipo de amenaza al que nos enfrentamos: la del Capital. Dijo que tan pronto como planteéis esto seréis acusados de ser “anti-norteamericanos” pero añadió que la forma más fácil de contrarrestas esto es citar a autores estadounidenses como Noam Chomsky.


Eso es lo que John también hizo cuando enumeró la larga historia de intervención norteamericana en América Latina, siempre ha sido la misma política: dividir la región entre aquellos que consumen y suministran. América Latina fue una de las primeras zonas del mundo sometidas a la explotación intensiva, y cada vez que esto fue contrarrestado por gobiernos progresistas, EEUU siempre recurrió a las tácticas contrarrevolucionarias y derrocar a estos gobiernos con la ayuda de la CIA. John defendió apasionadamente la causa de que sobre esta base es la todos nos unidos y nos levantamos contra esta amenaza. “Venezuela está amenazada y no nos haremos a un lado. Si no estuviera amenazada no sería una verdadera revolución”. Dijo que la revolución venezolana tiene todos los ingredientes para el siguiente paso. “El socialismo es viable en el siglo XXI y me levantaré para defender esto. Si estáis en contra de la guerra, yo defenderé la retirada de Iraq y del tridente. Si queréis una educación mejor, hablaré contra las tasas”. John se comprometió a que si se convirtiera en primer ministro, en 24 horas rompería todos los vínculos con George W. Bush y que Gran Bretaña nunca invadiría de nuevo otros países. Sobre todo, debemos mostrar nuestra solidaridad con la revolución venezolana. “Venezuela será el corazón de la campaña”.


Con esta nota militante terminó la segunda conferencia nacional de MFV. Todo el mundo estuvo de acuerdo en que la conferencia se organizó de una manera muy democrática y fue significativo que todo el mundo tuviera oportunidad de expresar su punto de vista. Una cosa está clara: existe un enorme entusiasmo con la revolución venezolana y es tarea de todos nosotros extenderlo a todo el mundo y ayudar a construir la campaña.