banner-afiliacion
¡Apóyanos económicamente!

Cuenta Corriente de Manos Fuera de Venezuela:
0182 0975 59 0201557472 (BBVA)

logo-IR-en-mFV

logo_FFE_redondo

logo_redondo_se

cmr_banner_bueno

dvdnovolveran_web

FRETECO para ir al frente: Venezuela, comunicación y revolución PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fernando Buen Abad Domínguez   
Jueves, 01 de Marzo de 2007 12:15

A todos los medios independientes, comunitarios, alternativos, obreros, sindicales… he aquí el FRETECO (Frente Revolucionario de Empresas en Cogestión y Tomadas)

¿Quién le entra?

Nada parece más importante que tomar acciones concretas para impulsar la organización obrera en la ruta de cumplir lo propuesto: "empresa cerrada, empresa tomada". Nada parece más urgente que superar las taras que no dejaron (a algunos dirigentes) aprovechar la oportunidad de dirigir, al menos 1000 fábricas en las listas inmediatas. Organizarnos para tomar y ocupar las empresas, demandar su nacionalización bajo control obrero. Sin sectarismos, sin burocracias, sin reformismos. Es hora de actuar. Es hora de que todos cumplamos nuestro rol, hombro a hombro con la clase trabajadora. 

El frente "nace por iniciativa de los propios trabajadores", expreso José Quintero miembro de la organización y trabajador de la empresa recuperada Industria Venezolana de Válvulas (INVEVAL) [1]

Hace falta una gran movida participativa y mundial de los trabajadores de los medios de comunicación. Una movida revolucionaria cultural, informativa, artística y comunicacional desde, con y hacia el FRETECO[2] . Al frente de la Revolución debe estar la clase trabajadora: "...yo pido todo el apoyo de la clase trabajadora, de los sindicatos verdaderamente revolucionarios...Llamo a la clase trabajadora a que de una vez por todas juegue el papel que le corresponde jugar en esta revolución"[3] . Hugo Chávez.

El Frente Revolucionario de Empresas en Cogestión y Tomadas (FRETECO) de Venezuela, tiene por objetivo fundamental crecer como un frente de lucha unitario en defensa del proceso revolucionario y contra el saboteo del imperialismo, los sectarismos y la burocracia. Entre otros. Ya están en el FRETECO empresas tales como Gotcha, Inveval, Invetex, Invepal Maracay, Fricateca, Caigua… entre otras muchas que han sido tomadas por los trabajadores. Y la lista crecerá muy pronto, en cantidad y en calidad. "Lo que buscamos es unificar todas las empresas en cogestión y canalizar y armar estrategias en todo lo que tenga que ver con las empresas en cogestión". EL FRETECO apunta a un orden nuevo, de abajo a arriba, organización de trabajadores entusiasmados con dar un estirón hacia adelante, hacia el Socialismo. Fuertes, sensibles e inteligentes.

La pretensión de FRETECO es que los trabajadores asuman el control de las empresas. "El proceso cogestionario es como la entrada al camino de la gestión de los trabajadores pero (...) lo ideal es el control obrero de las fábricas", indicó José Quintero. Este frente se gestó el 25 de febrero del 2006 "por iniciativa de los mismos trabajadores de INVEVAL" para cooperar con los trabajadores que libran una lucha similar a la que ellos libraron: " Nosotros por lo menos tuvimos aquí tres años de lucha... y tuvimos una empresa tomada. Entonces hay compañeros trabajadores que están pasando por lo mismo que nosotros y entonces nosotros que pasamos por esa etapa (...) queremos también ayudarlos".

Como no basta con tomar las fábricas, como tal "toma" debe ser parte de una praxis política (ideas y acciones concretas) de clase en la construcción del Socialismo del Siglo XXI, la Clase Obrera en la Revolución Bolivariana requiere incluso el concurso internacional de cuanto medio de comunicación exista para poner en boca de todos la conciencia ascendente de los trabajadores del mundo unidos en torno a los trabajadores venezolanos. De las ciudades y del campo. Sólo bajo control obrero cobra sentido pleno cualquier nacionalización, energética, de telecomunicaciones o de cualquier otro sector. Sólo bajo control obrero, como constructor del Socialismo Científico, tiene sentido pleno cualquier expropiación y cualquier lucha contra las burocracias, gubernamentales o partidistas, contra los reformistas de todos los camuflajes, los clérigos más retrógrados y los sectarios más "iluminados".

Expropiar o nacionalizar es sólo un paso. Es preciso construir una dirección obrera, democrática y revolucionaria, capaz de ponerse delante y combatir toda amenaza que frene o desvíe el propósito central de construir el Socialismo libre de trampas y degeneraciones. Capaz de construir ese partido de masas nuevo que debe ser dirigido por los trabajadores ayudaos por las mejores tradiciones de lucha y con un programa de Revolución Permanente. Ese que hasta hoy no se ha visto.

No hay otra manera de frenar al Imperialismo, no hay otra manera de frenar sus tácticas para desmotivarnos y debilitaros, para frenar la especulación, la carestía y el desabastecimiento de los productos indispensables en la canasta básica familiar. Sólo bajo control obrero será posible dirigir y planificar la cadena de producción y distribución de bienes esenciales fuera del alcance de los parásitos que hoy controlan la comida, la salud, la educación, el esparcimiento y la vivienda de los trabajadores.

Es preciso el control obrero para frenar a los burócratas y los capitalistas nacionales y extranjeros que ya se las ingenian para boicotear toda iniciativa de organización de los trabajadores. Es preciso el control obrero organizado y en plena construcción de un partido y un programa socialista para trabajar unidos, y organizadamente, en la planificación y la transformación política, económica, cultural, educativa y emocional de la sociedad.

Toda nuestra atención en el FRETECO.

En esa ruta nació el FRETECO, respuesta concreta, directa ye inmediata a las necesidades de la clase trabajadora y a la solicitud del propio presidente Chávez. He ahí una herramienta extraordinaria. Un frente para ir al frente de los problemas y de las soluciones. No hay tarea más importante que contribuir apasionadamente con la organización y la formación política de todos los trabajadores (incluidos claro los trabajadores de la comunicación). Contribuir apasionadamente en la tarea de impulsar un plan de acción unitario para concentrar nuestras mejores fuerzas en las áreas estratégicas urgentes para la unificación de los obreros. En Venezuela y en el mundo entero.

Organizarse es una necesidad revolucionaria que cuenta con una respuesta revolucionaria: el FRETECO. Pocas acciones pueden ser más certeras y oportunas si se pretende sostener y ampliar el proceso revolucionario de expropiación, nacionalización y cogestionario en Venezuela. Y en el mundo. Esta unión de los trabajadores en pleno crecimiento, será capaz de llevar a cabo todas las tareas y las transformaciones fundamentales para resolver la lucha entre el Capital y el Trabajo con un triunfo definitivo de la clase trabajadora. Para deshacernos, de una vez por todas, del yugo burgués, en la panza como en el espíritu.

Ganar las fábricas, ganar la unidad obrera, asegurar el control y construir el socialismo es un acto de justicia mundial y un avance humano inmenso que tiene efectos curativos magníficos en la historia toda y en el estado de ánimo de los trabajadores que traen en mente unir sus fuerzas para transformar al mundo. A los trabajadores sólo los salvan los trabajadores. "Ya que vemos que la UNT no cumple con su trabajo de ayudar al trabajador en esos casos, entonces nosotros decidimos que la base de los trabajadores tiene que propiciar la ayuda mutua"… "como lo dice la misma revolución... es buscar en la participación de la masa trabajadora y no en la representatividad". Que los trabajadores venezolanos sepan que hay salidas para recuperar la dignidad del obrero y del trabajo. Corriente Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo: la Comunicación al servicio de la Revolución

Es imposible (e inútil) querer maquillar o revitalizar el mundo en que vivimos, es inútil aferrarse a él, es preciso atrevernos a cambiarlo aprovechándonos de sus logros mejores. Este es un llamado a todos los trabajadores de la Comunicación, a los que la producen verdaderamente en cualquiera especialidad: fotógrafos, intelectuales, camarógrafos, peguntadores, estudiadores y enseñadores, en la radio, la televisión, la prensa... y también en los teléfonos, las carreteras, los medios todos... poetas, pintores, músicos, teatristas, vídeoastas, bailarines... que luchan para transformar el mundo, que anhelan unirse en un frente único mundial de trabajadores por la construcción de una revolución también cultural, comunicacional e informativa permanente.

Este es un llamado a organizarnos en torno el FRETECO contra las amenazas y los enemigos. Contra la prostitución imperialista, el "mercado global" de los buitres, la guerra ideológica acompañada con misiles, los mas media de las oligarquías y su "opio del pueblo". A estas horas es necesaria una moral de lucha fresca y fuerte, creativa y mundial. No una "moral" normativa y atemporal, no una moral de "sanciones" o de preceptos extraterrestres. No una moral de patrones y de clérigos. Necesitamos una moral de revolucionarios capaz de poner a salvo lo prioritario, lo verdadero, lo naciente con entusiasmo guerrero y convicciones hondas…solidarias. Es necesario poner por delante el valor social del Trabajo, su dignidad y su liberación de todo cuanto lo explota, aliena y brutaliza. Conjugar con el FRETECO una moral de lucha en sintonía con la moral de lucha de quien produce Comunicación y se entiende como trabajador al lado de los trabajadores. Moral de lucha de trabajador que entiende su producción sometida a las mismas calamidades explotadoras que padecen todos los trabajadores.

Habrá de valerse de cuantos medios se tenga para contribuir al triunfo definitivo de la unidad obrera y campesina. Habrá que disponer de los mejores logros comunicacionales para colaborar con el FRETECO, con la conciencia de crear una sociedad sin clases, sin amos, sin propiedad privada. Esto es un llamado a los comunicadores sociales militantes en la ciencia, la educación, la tecnología... para activar todas las fuerzas en la consolidación de los objetivos del FRETECO en la teoría revolucionara y en su práctica. El socialismo mismo.

Nada de esto es mucho pedir. Esta es la hora para que los medios de comunicación independientes, alternativos, comunitarios… sea por las razones que sea, se decidan a contribuir con la revolución obrera y campesina que en Venezuela despunta con sus mejores armas y sus causas justas. Solidarizar sin distracción y con intervenciones. Solidarizar con paciencia y con urgencia. Enamorados y esperanzados. En acción y sin desbocarnos. Solidaricemos de inmediato y en coincidencia con el FRETECO. En coincidencia con la organización y la movilización. Solidaricemos con un ojo al gato y otro al garabato. Nada de esto es mucho pedir. Nada hay más importante estas horas.

Hugo Chávez afirmó (citando a Marx), que "Los trabajadores no pueden convertirse en esclavos del trabajo, en esclavos del capital. Este debe estar subordinado a los trabajadores".

Contactos con el FRETECO: 0414-2485124 (Jorge Paredes, Inveval) , 0414-2525566 o 0416-2182821. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

[1] http://www.vive.gob.ve/inf_art.php?id_not=1743&id_s=6&id_ss=1 - 30k -

[2] Frente Revolucionario de Empresas en Cogestión y Tomadas http://freteco.elmilitante.org/

[3] Autor : Euler Calzadilla and José Antonio Hernández (CMR) Fecha : ( 19-Febrero-2007 ) Categoria : Venezuela http://venezuela.elmilitante.org/index.asp?id=muestra&id_art=2899

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Escrito por

Fernando Buen Abad Domínguez

Fundación Federico Engels - Rebelión