banner-afiliacion
¡Apóyanos económicamente!

Cuenta Corriente de Manos Fuera de Venezuela:
0182 0975 59 0201557472 (BBVA)

logo-IR-en-mFV

logo_FFE_redondo

logo_redondo_se

cmr_banner_bueno

dvdnovolveran_web

Villaverde del Río (Sevilla): Compromiso con la revolución y los obreros de Venezuela PDF Imprimir E-mail
Jueves, 25 de Noviembre de 2010 21:40

Treinta y cinco trabajadores se han congregado en este pueblo obrero, en la sede de Izquierda Unida y Comisiones Obreras, la noche del pasado martes 23 de noviembre. A pesar de la lluvia y del horario tardío de un día de entre semana, trabajadores de varios pueblos y organizaciones políticas y sindicales se han presentado a la cita con Félix, que vino a explicar y defender los avances de la revolución de Venezuela. Algunos vinieron de lugares que están a 70 o 120 kilómetros de distancia. El acto ha sido presentado por Santiago Jiménez, coordinador de IU de Villaverde y miembro de la campaña Manos Fuera de Venezuela, muy contento por todos los luchadores que se habían unido en la sala en un acto sobre la revolución socialista.

 

Treinta y cinco trabajadores se han congregado en este pueblo obrero, en la sede de Izquierda Unida y Comisiones Obreras, la noche del pasado martes 23 de noviembre. A pesar de la lluvia y del horario tardío de un día de entre semana, trabajadores de varios pueblos y organizaciones políticas y sindicales se han presentado a la cita con Félix, que vino a explicar y defender los avances de la revolución de Venezuela. Algunos vinieron de lugares que están a 70 o 120 kilómetros de distancia. El acto ha sido presentado por Santiago Jiménez, coordinador de IU de Villaverde y miembro de la campaña Manos Fuera de Venezuela, muy contento por todos los luchadores que se habían unido en la sala en un acto sobre la revolución socialista.


Durante todo el acto, los militantes hicieron colecta de 89 euros, para ayudar a costear la campaña de solidaridad internacional. Participaron trabajadores de Villaverde del Río afiliados a IU y a CCOO, jornaleros del Sindicato de Obreros del Campo (SAT) de los pueblos de la comarca como Alcalá del Río y La Rinconada, de Paradas (Sierra Sur), jóvenes del Partido comunista y de Izquierda Unida de San José y de Alcalá (Vega), de Arahal (Sierra Sur), el concejal de IU de Morón de la Frontera, jóvenes del Sindicato de Estudiantes de Sevilla y Cádiz, concejales comunistas de Villaverde. Entre ellos había muchos coordinadores obreros de estos pueblos. Estos compañeros y compañeras llevan años apoyando la lucha del pueblo venezolano, desde que aquí llegara noticia de la revolución.


Explicó Santiago que con la clase trabajadora y los campesinos de América Latina compartimos mucho. La lucha por la tierra y contra los terratenientes, la lucha contra el imperialismo y sus bases militares (instaladas en Colombia, y también en Morón y Rota), la lucha contra el cierre de las fábricas y el desempleo, la lucha contra la impresionante precariedad laboral. Luego la pelea con los medios de comunicación burgueses que mienten más que hablan aquí y en Venezuela, la pelea contra la represión que aquí se da con multas, embargos y cárcel contra el SAT, y allá se da con el sicariato y el asesinato de obreros y campesinos por parte de las transnacionales y terratenientes. Aquí tenemos una tierra rica y un clima casi tropical, y sin embargo las relaciones de propiedad dejan a la mitad de los trabajadores de los pueblos en el paro forzoso. Por eso, lo que más tenemos en común es la lucha para romperle el espinazo al capitalismo.


En esta reunión de revolucionarios de Andalucía, gente que suele predicar con el ejemplo, las palabras de un trabajador hermano de Venezuela han resultado muy familiares. Félix ha hablado más de una hora, pero a muchos nos pareció menos tiempo, pues el tiempo voló. Ha explicado la historia de la revolución, la iniciativa del presidente Chávez que supo dar una referencia de lucha al pueblo, de cómo el pueblo hizo la experiencia de sufrir un golpe de estado (y un paro patronal), resistió y entendió la imposibilidad de humanizar el capitalismo. Así empezó el debate sobre la necesidad del socialismo, sobre la propiedad de los medios de producción y de la tierra y de los bancos, sobre el papel de vanguardia de la clase trabajadora. Y se produjeron nacionalizaciones de empresas importantes.


Félix relató los importantísimos y numerosos avances sociales gracias a la revolución, en el campo sanitario y educativo, y especialmente en la conciencia revolucionaria de la necesidad de participación del pueblo y la clase obrera. El proceso permitió la apertura de un espacio y unos derechos para que los trabajadores pudieran empezar a desarrollar la resistencia ante el boicot capitalista. De allí la lucha por el control obrero. En este marco, el compañero explicó el nacimiento de la UNETE y de unos nuevos sindicatos en varias empresas que precisaban un modelo participativo y democrático para poder ser útiles a los trabajadores y a la revolución. Entre ellos está Singetram en la empresa Mitsubishi, con 7 años de lucha y que se ha convertido en un ejemplo de lucha revolucionaria a nivel nacional.


Del millar de trabajadores de Mitsubishi, 700 están afiliados al PSUV, el partido impulsado por el presidente Chávez, y el 90% largo apoya a Singetram a pesar de la represión que ha sufrido por defender con firmeza todos los puestos de trabajo y el derecho a la salud y las condiciones dignas en la fábrica. En Mitsubishi las condiciones laborales siempre han sido muy duras y ha habido cientos de trabajadores víctimas de enfermedades debido a productos químicos, temperatura, ritmos de trabajo. Pero los trabajadores han mantenido la unidad, producto de la conciencia obrera alcanzada con la lucha y el ejemplo, y su compromiso con la revolución y el socialismo.


Seguidamente, los asistentes han hecho muchas intervenciones y preguntas, una decena durante la reunión y otra decena después. Por ejemplo, se le preguntó a Félix que explicara cómo podemos contrarrestar la campaña difamatoria de los medios capitalistas que definen al gobierno de Venezuela como terrorista. La respuesta de Félix fue que Venezuela es el ejemplo de la lucha de masas, que los terroristas son los sicarios de los latifundistas y de las grandes empresas, que han asesinado hasta ahora más de 400 trabajadores del campo y de la industria. También que fue el pueblo organizado el que derrotó el golpe de estado. Otra pregunta fue sobre cómo desarmar económicamente al capital, ya que está causando inflación a través de la especulación sobre los productos alimenticios. La respuesta: a través de la expropiación de los grandes explotadores, por ejemplo hay un semimonopolio de un grupo empresarial que controla la mayoría de la distribución a través de sus 40 empresas.


Terminó la asamblea con los trabajadores renovando su compromiso de hacer lo posible para defender aquí la revolución. Quedamos en distribuir el video de la lucha de los compañeros de Mitsubishi, y varios se comprometieron a difundir lo que ya conocían y lo que habían aprendido. Quienes no tenían la prensa obrera, compraron El Militante para contribuir a rebatir a las mentiras de los medios españoles.