banner-afiliacion
¡Apóyanos económicamente!

Cuenta Corriente de Manos Fuera de Venezuela:
0182 0975 59 0201557472 (BBVA)

logo-IR-en-mFV

logo_FFE_redondo

logo_redondo_se

cmr_banner_bueno

dvdnovolveran_web

Franklin Brito y Orlando Zapata: Dos caras de una misma moneda contrarrevolucionaria PDF Imprimir E-mail
Viernes, 03 de Septiembre de 2010 21:03

franklin_brito.jpgFranklin Brito, un supuesto productor agropecuario del estado Bolívar, acaba de fallecer luego de someterse a una larga huelga de hambre en protesta por unas tierras que le habrían sido usurpadas en el Fundo Iguaraya. La contrarrevolución lo ha ensalzado al título de mártir de la propiedad privada en Venezuela y acusan al Gobierno Bolivariano de dejarlo morir. Globovisión lo ha denominado “Héroe Nacional” y ha dedicado una edición de su programa “Toque de Diana”. La realidad es que, como sucediera con el supuesto disidente cubano, Orlando Zapata, un delincuente común venido a actor político que falleció tras una huelga de hambre similar el pasado 23 de febrero, todas las circunstancias apuntan a un montaje de la contrarrevolución para redoblar sus ataques, sin importarle las vidas que ha costado.

 

franklin_brito.jpgFranklin Brito, un supuesto productor agropecuario del estado Bolívar, acaba de fallecer luego de someterse a una larga huelga de hambre en protesta por unas tierras que le habrían sido usurpadas en el Fundo Iguaraya. La contrarrevolución lo ha ensalzado al título de mártir de la propiedad privada en Venezuela y acusan al Gobierno Bolivariano de dejarlo morir. Globovisión lo ha denominado “Héroe Nacional” y ha dedicado una edición de su programa “Toque de Diana”. La realidad es que, como sucediera con el supuesto disidente cubano, Orlando Zapata, un delincuente común venido a actor político que falleció tras una huelga de hambre similar el pasado 23 de febrero, todas las circunstancias apuntan a un montaje de la contrarrevolución para redoblar sus ataques, sin importarle las vidas que ha costado.


Repasando algunos datos

 


La cronología de este caso resulta realmente increíble y es un claro ejemplo de cómo los medios de comunicación burgueses son capaces de montar matrices de opinión sin ningún tipo de escrúpulos. Viendo los hechos, se encuentra uno con que no hubo ocupación de tierra por parte del Gobierno Bolivariano, que en todo caso fue una disputa entre vecinos de las tierras que reclamaba Brito y de las cuales ni siquiera pudo demostrar la titularidad. Incluso en enero pasado se vio a través de VTV un video que muestra a Brito cuando intentó extorsionar al Estado venezolano, manifestando que estaba dispuesto a finalizar su huelga de hambre si se le otorgaba la cifra de tres millones de bolívares fuertes. En ese video Brito además reconoció que el tema de su protesta fue tomado como bandera política por la oposición venezolano para avivar un clima de tensión en el país, algo que retoma importancia de cara a los próximos comicios a la Asamblea Nacional a realizarse en unas 4 semanas.

 


Como lo cuenta el propio ministro de Agricultura y Tierras, Juan Carlos Loyo, “Franklin Brito acusó al Gobierno de que había legitimado este conflicto con la entrega de cartas agrarias. Se han hecho 12 inspecciones a ese fundo. En cada inspección se ha dejado constancia de que el Gobierno nunca ocupó las tierras. El año pasado se evidenció que estaban ociosas.” El ministro Loyo también declaró: “Cuando Franklin Brito ha demandado en el Tribunal Agrario del estado Bolívar, el Tribunal Superior del estado Bolívar y finalmente en el Tribunal Supremo de Justicia, en todas las tres instancias le ha dado la razón de que no hay ningún elemento de que el Estado Venezolano haya afectado.” El mismo Vicepresidente Ejecutivo de la República, Elías Jaua, destacó que Brito no poseía títulos de propiedad de su finca y fue el Gobierno Bolivariano quien le dio la titularidad de las 290,20 hectáreas de tierras productivas del fundo La Iguaraya, ubicado en el Estado Bolívar.

 


Pero incluso lo que resulta más irónico es que pareciera que mientras más intentó ayudar el Gobierno a Franklin Brito, más hizo éste para prestarse al show mediático que finalmente ha culminado con su muerte. Aunque en 2005 el INTI ratificó la propiedad privada de Brito al otorgarle el registro agrario correspondiente, éste apeló ante las instancias judiciales pero su requerimiento fue declarado sin lugar al comprobarse que disfrutaba plenamente de las garantías de propiedad de sus tierras. Su respuesta fue la de mutilarse un dedo ante las cámaras de televisión. Al año siguiente, Brito introdujo un recurso ante un juzgado superior que fue declarado inadmisible. Ese mismo año, 2006, el INTI realizó distintas obras en las tierras de Brito: se le abrieron nuevos caminos de acceso a su finca para evitar las disputas con los vecinos, y se acordó el mejoramiento de cercas, alcantarillado, entre otros beneficios a las tierras de su propiedad. En 2008 inicia una nueva huelga de hambre y una vez más el Gobierno cede ante lo que no puede ser catalogado sino de chantaje. El mismo INTI atiende el llamado de revocatoria a los títulos de propiedad a sus vecinos y se le otorgan de manera gratuita un tractor y una rastra, se reparó su vehículo, se le donaron insumos agrícolas y hasta se deforestaron 40 hectáreas de sus tierras para acondicionarlas para la siembra. Y a pesar de todo esto, en 2009 Brito inicia su tercera huelga de hambre a las puertas de la Organización de Estados Americanos (OEA). Finalmente, dada la gravedad de su estado de salud, se emitió una medida de amparo mediante la cual se trasladó a Brito hasta el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo, en el que recibió los cuidados necesarios para mantenerse con vida a pesar de su decisión de no ingerir ningún tipo de alimento. Pero esto último fue denunciado como un supuesto “secuestro” por parte de activistas contrarrevolucionarios, como el prófugo Óscar Pérez.

 


La burguesía internacional se relame con la muerte de Brito

 


Los medios burgueses internacionales no han parado sus ataques a la Revolcuión Bolivariana y el lento ayuno suicida de Brito les ha venido muy bien a sus intereses. No han escatimado en continuar sus falsedades y verter todo tipo de calumnias con tal de aliñar muy bien el “guiso” informativo que se han cocinado. El Mundo de España ha comentado falsamente que “Hace siete años, la 'revolución campesina' de Chávez confiscó las tierras de Franklin Brito en el estado de Bolívar (sur del país), argumentando que sus títulos de propiedad sobre 300 hectáreas no eran legales”. Igualmente el grupo ABC de España señala en este mismo sentido que “Su protesta comenzó en 2005 cuando fue despojado por el Instituto Nacional de Tierras, INTI, de 290 hectáreas de su finca en Iguaraya, situada en el estado Bolívar, al sur de Venezuela. Brito reclamaba la titularidad de su propiedad, un derecho que le fue negado por las autoridades”, pero como ya se mencionó anteriormente en realidad fue en 2.003 que Brito denuncia que sus vecinos ocuparon sus tierras y solicita una inspección de linderos, situación que se resolvió de inmediato y se comprobó que no hubo tal ocupación y en 2005 fue el propio INTI, acusado de expropiarle, quien ratificó la propiedad de Franklin Brito al otorgarle el registro agrario correspondiente y verificando nuevamente que no existía solapamiento alguno con los documentos de sus vecinos

 

La comparación con Orlando Zapata Tamayo

 


En su nota en la web titulada “Muere el primer venezolano en huelga de hambre contra Chávez”, el grupo español ABC califica de “casi profética” una nota publicada el sábado pasado por Humberto Márquez, de la agencia IPS, donde hacía un paralelismo entre el venezolano Franklin Brito y el cubano Orlando Zapata Tamayo. Pero contrario a lo analizado por Márquez, el paralelismo real radica justamente en el montaje que él y palangristas de su clase han venido desarrollando apoyados en este tipo de hechos para atacar la revolución. Pero como destacaba el camarada Juanjo López en un artículo publicado por El Militante del Estado Español el pasado 01 de Abril, “Para empezar Orlando Zapata no era un preso político, sino un preso común. De hecho los cargos por los que estaba en prisión no parecen propios de un activista político pro derechos humanos como se le ha tratado de presentar. Actualmente estaba en la cárcel condenado a 25 años de prisión porque en 2004 se le acusó de desorden público, desacato y resistencia. Pero su carrera delictiva empieza en 1990, a partir de entonces fue juzgado y condenado por delitos como alteración del orden, daños, resistencia, dos cargos de estafa, exhibicionismo público, lesiones y tenencia de armas blancas... ya dentro de los penales se caracterizó por agresiones a los funcionarios de prisiones”

 


Al igual que se puede referir en el caso de Brito y la asistencia médica recibida por éste en el Hospital Militar, en el caso de Zapata Tamayo “la propia madre de Zapata, en conversaciones mantenidas con un grupo contrarrevolucionario de Miami hechas públicas por la televisión cubana, dijo que los médicos cubanos 'vinieron a analizar la salud de Zapata y nos explicaron que era muy crítica, crítica, y que están haciendo todo lo posible para salvar a Zapata, que ya tenían preparado un riñón por si acaso le fallaba el suyo, que ellos van a luchar hasta lo último. Y estaban los médicos del CIMEQ, los mejores médicos, tratando de darle la vida a Orlando'. ”

 


En el caso de Orlando Zapata, éste no formaba parte del grupo de 75 disidentes condenados en 2003 sino que su vínculo con la contrarrevolución comenzó dentro de la cárcel, por lo que todo parece indicar que la huelga de hambre fue instigada y alentada por los grupos contrarrevolucionarios de Miami. Viendo la cronología de los eventos que hemos descrito anteriormente en el caso de Franklin Brito, es claro que lo que ha sucedido no ha sido el reclamo de un productor agropecuario contra un gobierno que le ha incautado sus bienes, sino que ha sido una campaña mediática, utilizando a un peón al que han llevado al suicidio, para que sirva a sus propósitos de desprestigiar la Revolución Bolivariana.

 


La doble moral capitalista

 


A la burguesía, bien sea la venezolana o de cualquier otro país, poco les importa realmente la muerte de una persona y mucho menos si es por hambre. Si vemos las estadísticas mundiales, cada día mueren alrededor de 24.000 personas por hambre y se estima que unas 800 millones de personas sufren a nivel mundial de hambre y desnutrición. Pero además recordemos que en Venezuela, en estos once años de Revolución Bolivariana han sido cientos los campesinos, dirigentes agrarios e incluso funcionarios de organismos estatales del sector agrario que han sido asesinados por sicarios pagados por los grandes latifundistas del país. Uno de los casos más recientes fue el del funcionario del INTI William Prado, asesinado por sicarios en la oficina de este ente gubernamental para que no se llevara adelante la supervisión de unas tierras denunciadas como ociosas por algunos campesinos. De estas muertes no encontraremos una sola nota en los grandes medios burgueses internacionales, como tampoco lo encontraremos de la huelga de hambre de los mapuches en Chile o de los trabajadores eléctricos en México.

 


Pero incluso a nivel de huelga de hambres, una rápida búsqueda en la web y encontramos que en la actualidad en los propios EEUU 5 personas, 3 de ellas ilegales, realizaron una huelga de hambre en la explanada de una iglesia en una zona agrícola de Miami clamando al presidente Barack Obama que ordene la suspensión de las redadas de inmigración. Incluso estudiantes que han ingresado ilegalmente han realizado huelgas de hambre pidiendo se les permita terminar sus estudios, como fue el caso del mexicano Jorge Gutiérrez Cortés y otros 8 estudiantes en Los  Ángeles, California, en julio de este año. Bajo la actual administración demócrata, las redadas y expulsiones de inmigrantes ilegales han alcanzado un record escandaloso. Para finales de 2010, unos 400 mil indocumentados habrán sido expulsados, mientras que cifra durante la era Bush era de 358 mil al año.

 


La realidad es muy concreta. Quien realmente asesina a miles de personas de hambre todos los días es el capitalismo. Quien no tiene ninguna vergüenza en aprovecharse de pérdidas humanas con tal y le sirvan a sus propósitos es justamente la burguesía. La única manera de poder avanzar como sociedad, de realmente humanizar nuestras condiciones de vida pasa por derrumbar la economía capitalista y su Estado burgués. Por ello hoy más que nunca la cuestión es ¡Socialismo o Muerte!